LA NOVELA HISTÓRICA EN LOS FOROS DE LITERATURA

Sabino Fernández

abretelibro2rk0Hoy en día cualquier foro  literario que se precie no puede prescindir de la novela histórica como uno de sus elementos primordiales en su participación y difusión.

Analizando varios aspectos de esta inclusión como género literario, es primordial citar que, como suele ocurrir con muchas librerías, incluso las que se precian de más elitistas o selectas en su repertorio de libros, existen ciertos errores de clasificación. Son habituales las novelas pseudo-históricas en dichos foros, las cuales, por difíciles de clasificar en otros apartados o simplemente por exigencias del gran público, son incluidas en este género. Es vieja ya mi lucha en afirmar que una novela ambientada en la actualidad, por mucho que trate de templarios, merovingios o chinos mandarines es una novela contemporánea a lo sumo, pero nunca una novela histórica.

Pero los foros suponen -pese a este pequeño inconveniente clasificatorio, que muchas veces es más formal que real, pues la mayoría de los autores huyen de encasillamientos de géneros y suelen ser las editoriales y nosotros, los propios lectores, quienes pretendemos ser más rígidos en este aspecto- una excelente plataforma de publicidad y conocimiento de muchas novelas que, de otra forma, no tendrían apenas repercusión en este mundo tumultuoso de estreno de una edición y retirada, casi inmediata, de la misma de los estantes de las librerías. El recuerdo de obras maestras injustamente olvidadas para futuras reediciones, el conocimiento de libros que pasaron sin pena ni gloria por un estante de la librería apenas quince escasos días o la verdadera cara de un pretendido best seller se nos ponen de manifiesto con muchas de las opiniones de los participantes en un foro y todo ello nos acerca a libros que en otras condiciones no tendríamos oportunidad de conocer.

Hay que tener en cuenta que el mercado de novela histórica hoy en día es vastísimo, que los libros no son baratos, como no lo es nada, y que no podemos conocer de primera mano todos y cada uno de los autores y libros publicados. El foro nos ayuda a tener una opinión desinteresada de alguien anónimo, con todos los valores negativos y positivos que ello supone, por supuesto. Yo, que soy asiduo a alguno de estos foros, no me fío de todas las opiniones, como es normal, pero ya tengo mis foreros favoritos, que sé que en un alto tanto por ciento coinciden con mis gustos, lo cual me facilita enormemente el trabajo de selección de lecturas y, por lo tanto, de compras. Esa labor didáctico-ahorradora (permítaseme la palabreja) es esencialmente el gran valor de los foros literarios. No faltan en los foros verdaderos expertos en determinados géneros, aunque la gran mayoría nos dan su versión de los libros más leídos del mercado. Esto justifica que en votaciones populares de estos foros acaben saliendo los libros que todos conocemos o que las editoriales se han encargado de publicitar más adecuadamente. Pero no debemos equivocarnos. Esto es lo de menos. La opinión popular siempre es importante y marca tendencias (o las tendencias marcan la opinión popular, nunca lo he tenido muy claro), pero el caso es que nos indica el camino que en este caso sigue la novela histórica y sus derivados.

nov26gAsí, analizando con cierto rigor muchos de los foros literarios de la red, nos damos cuenta del gran interés que en un momento dado despiertan las novelas de templarios, de construcciones medievales o de la Guerra de la Independencia española, por poner tres ejemplos recientes, o de la gran influencia que el cine y la TV tienen en las futuras novelas históricas. Vemos, de esta manera, resucitados temas olvidados como el tardo-imperio romano gracias a que a Amenábar se le ha ocurrido hacer una película sobre Hipatia de Alejandría, como en su día se popularizó el alto-imperio romano con la serie Yo, Claudio o se escriben novelas sobre el franquismo a raíz de la emisión por televisión de determinados culebrones.

Son, por tanto, los foros literarios expresión de los gustos populares y un buen escaparate para escritores y libros injustamente olvidados, que gracias a algún participante generoso en sus opiniones son reflotados para esa gran masa popular ávida de novedades y de las recomendaciones manidas de los expertos literarios de publicaciones especializadas, a los que se les puede acusar, sin mucha equivocación, de fomentar la lectura de casi siempre los mismos autores y de arriesgar poco en cuanto a novedades editoriales se refiere.

Sólo, y para cerrar el escrito, les recomiendo el foro ¡¡Ábrete libro!!, que es en el que habitualmente participo, para que comprueben por sí mismos algunas de las afirmaciones que se hacen en este artículo.