SHAKESPEARE Y EL CINE

Juan Angulo Serrano

William Shakespeare

William Shakespeare

Pedro Centeno, colega en estos afanes, inició en el número XXXVIII una nueva sección de Teatro Histórico, poniendo de manifiesto la gran relación entre Historia y Teatro en su excelente artículo sobre Julio César, de William Shakespeare, autor que recrea la Historia en bastantes de sus obras.

Siempre ando falto de temas, así que me pregunté: ¿Por qué no relacionar también teatro y cine? Me puse a ello y quedé apabullado cuando vi el ingente número de adaptaciones al cine de este dramaturgo. ¡Centenares! No existe ningún otro autor con tantas obras trasladadas a este medio, ya sea de forma fiel, o mediante adaptaciones libres.

Voy a reseñar, en primer lugar,  las que se realizaron, con la intención de ser más o menos fieles a la obra teatral, adaptándolas a las características del nuevo arte. En otra ocasión, me referiré a las inspiradas en ellas. Por supuesto, previa selección personal.

Parece ser que Rey Juan, de John (William Kennedy, Laurie Dickson, Walter Pfeffer Dando, (1899) fue la primera película británica rodada sobre un texto de Shakespeare de la que tenemos noticia. Vemos a El rey Juan, interpretado por Sir Herbert Beerbohm Tree, cuando muere al final de la obra. En la época del cine mudo se filmaron unas 400 películas basadas en este autor. El recopilatorio “Silent Shakespeare” incluye algunas de las primeras, de 1899 a 1911. Esta es la lista: King John (Gran Bretaña, 1899), The Tempest (Gran Bretaña, 1908), A Midsummer Night’s Dream (USA, 1909), King Lear (Italia, 1910), Twelfth Night (USA, 1910), The Merchant of Venice (Italia, 1910), Richard III (Gran Bretaña, 1911). Hoy resultan verdaderamente pesadas, teniendo en cuenta que lo importante en Shakespeare es la palabra.

RICARDO III (1912) de James Keane. De los primeros films que abordaron una de sus obras. Protagonizada por Frederick Warde, Virginia Rankin, George Moss y Violet Stuart. La restauración de este clásico mudo fue musicada por Ennio Morricone.

Hay cuatro directores que filmaron varias cintas basadas en textos de Shakespeare, sobre todo los tres primeros, que profundizaron al máximo en este autor, tanto en el teatro, como en el cine o la televisión. Es interesante destacar que, a pesar de su amplia y espléndida filmografía, solo Mankiewicz ganó el Oscar como director, en dos ocasiones y en años consecutivos (1950 y 1951). El único de los cuatro que no era actor. Cosas…

DIRIGIDAS POR SIR LAWRENCE OLIVIER

Lawrence Olivier

Olivier era un portentoso actor y un estupendo director, sobre todo de teatro,  donde montó casi toda la obra del Sr. William, tanto en Inglaterra con en Estados Unidos. El título de Sir se lo concedió la Reina por su aportación al arte.

– RICARDO III (1955) de Lawrence Olivier y Anthony Bushell. El reparto es de excepción, ya que junto a Olivier se encuentran Cedric Hardwicke, John Gielguld, Ralph Richardson, Claire  Eva.Bloomy Nicholas Hannen. Fue elegida mejor película británica del año 1955.

– ENRIQUE V (1944) Una obra maestra. Protagonizada por el propio Olivier junto a Robert Newton, Renee Asherston, Leslie Banks y Esmod Knight. La película fue nominada a cinco Oscars. Una de las primeras en la larga lista de adaptaciones de este director.

– HAMLET (1948). Le consagró como prestigioso adaptador de Shakespeare. Estupendo film que le valió el Oscar a la mejor película, mejor actuación, mejor dirección artística y mejor vestuario. Peter Cushing, Eileen Herlie, Basil Sydney, Stanley Holloway y Jean Simmons  (inolvidable Ofelia) completan los primeros nombres del reparto.

DIRIGIDAS POR ORSON WELLES

Orson Welles

Cuando se quiere aplicar el calificativo de genio artístico a alguien, sin duda uno de los acreedores indiscutibles al mismo sería Welles. Autodidacta, provocador, innovador (solo bastaría citar Ciudano Kane). Era un excelente actor y protagonizaba casi todas sus películas, destacando en la anterior, Sed de mal y Campanadas…, de la que luego hablo. Enamorado de España, donde rodó una de las mejores.

– MACBETH (1948). Su primera adaptación de William Shakespeare, en la que hace el papel principal. Se rodó en solo 21 días,  por lo que la puesta en escena es bastante sencilla, aunque se suple con unas interpretaciones intensas. La co-protagonizan Jeanette Nolan, Dan O’Herlihy y Roddy McDowall.

– OTHELO (1952). Con Suzanne Cloutier, Michael MacLiammoir, Michael Laurence, Joan Fontaine y Joseph Cotten. Una de los mejores moros de Venecia que jamás se haya rodado. Recuerdo una excelente versión que vi en televisión, protagonizada por Olivier, pero era un rodaje con varias cámaras sobre un escenario teatral.

– CAMPANADAS A MEDIANOCHE  (1965). Coproducción hispano/suiza. Nadie quería jugarse los dineros con este “niño terrible” de 50 años, juerguista, amigo de la buena vida y enamorado de España. El productor Emiliano Piedra se atrevió a hacerlo y consiguió una película que, posiblemente, sea de las que mejor retrate el espíritu de las obras del inglés (estoy hasta el gorro de lo del “bardo”), a pesar de que no es exactamente la trasposición de una de ellas, sino un “collage” de varias, (Enrique IV, Enrique V, Ricardo III, Las alegres comadres….). Creo que es la mejor interpretación de Wells dando vida a Falstaff, ya que parece que se está interpretando a sí mismo. Si alguien no la ha visto, por favor hágalo. Obra maestra donde las haya.

En 1969, Orson Welles rodó para la televisión El mercader de Venecia, filmada en color, en Europa. Los negativos se perdieron. En el Museo del Cine de Munich hay un fragmento de 40 minutos.

DIRIGIDAS POR SIR KENNETH CHARLES BRANAGH

Sir Kenneth Branagh

El único vivo. Acumula 53 años. Igualmente destacado en su faceta de actor y director de televisión, teatro y, por supuesto, cine, donde adaptó más textos que ningún otro. También la Reina Isabel I le otorgó el título.

–  ENRIQUE V (1989). Kenneth Branagh inicia su carrera como director con esta magnífica adaptación de Enrique V, que le valdrá para convertirse en el cineasta shakesperiano por excelencia en el cambio de siglo.

– MUCHO RUIDO Y POCAS NUECES (1993). Agradable adaptación de la comedia de Mr. William, con un reparto de lujo: Kenneth Branagh, Emma Thompson, Denzel Washington, Keanu Reeves, Michael Keaton, Robert Sean Leonard y Kate Bekckinsale.

– EN LO MÁS CRUDO DEL INVIERNO (1995). Irónica y entrañable comedia sobre un grupo de teatro que intenta representar Hamlet. Sorprendente y agradable. Tiene cierto paralelismo con Los amigos de Peter.

El reparto impresiona:  Julie Christie, Richard Attemborough, Brian Blessed, Kate Winslet, Derek Jacoby, Jack Lemmon, Charlton Heston, Judi Dench, John Gielguld, Gerard Depardieu y Billy Crystal… Grandiosa. Respeta el texto íntegro. Dura cuatro horas. Los actores se salen, pero recuerdo especialmente a Charlton Heston como el director de la compañía teatral. Hay que verlo y oírlo en versión original. Extraordinario. Todavía dicen que era un actor regular.

– TRABAJOS DE AMOR PERDIDOS (2000). Poco brillante adaptación, en plan de musical clásico, de la obra homónima con la que Branagh intentó reverdecer viejos laureles. Con Alessandro Nivola, Alicia Silverstone, Matthew Lillard, Natascha McElhone y el propio Branagh.

– COMO GUSTÉIS ( 2006). Contando con Kevin Kline en el reparto, Branagh vuelve con otra adaptación shakesperiana. Sitúa la acción de Cómo gustéis en el Japón del siglo XIX. El resultado es muy aceptable, aunque resulta algo raro.

Fue un gran director al que habría que reivindicar, ya que actualmente es bastante menos conocido que los anteriores.  Guionista de casi cuarenta films y director de más de veinte. Baste recordar: Eva al desnudo, La condesa descalza (inolvidable Ava Gardner en su mejor rol), Mujeres en Venecia, El día de los tramposos o La huella. (Destaco que Kenneth Branagh hizo un remake de la última, contando también con Michael Cane, pero en el papel opuesto).

 – CLEOPATRA (1965). Con Elizabeth Taylor, Richard Burton y Rex Harrison.  Versión de Marco Antonio y Cleopatra, también bebe de las obras de Plutarco, Suetonio, Apiano, Franzero y Bernard Shaw. Tuvo una gran repercusión mediática, pues allí iniciaron su turbulenta relación Elizabeth Taylor y Richard Burton. El presupuesto de desmadró. De dos millones pasó a ¡44! Casi tres años de rodaje. La versión que Mankievicz quiso estrenar duraba 6 horas, pero lo estudios no lo aceptaron.

– JULIO CÉSAR (1953). Lucimiento interpretativo para Marlon Brando como Marco Antonio. Su monólogo en la escalinata, después del asesinato de César, consta en los anales de la interpretación cinematográfica. James Mason era Bruto. Julio César estaba incorporado por Louis Calhern. Otros destacados intérpretes que intervinieron en este film fueron Greer Garson, John Gielguld, Edmond O’Brien o Deborah Kerr.