MARÍA IGLESIAS PANTALEÓN: LA VOZ DE LAS SOMBRAS

José Guadalajara

 

 

Con María Iglesias

Siempre atenta, con una serenidad firme y tímida al fondo del aula. Esta imagen es la que ahora, al primer impacto, se me representa de María Iglesias, cuando todas las mañanas le impartía clases de Literatura en el Instituto que compartimos durante varios cursos. También su voluntariosa entrega al estudio y su vocación literaria forman parte de esos recuerdos.

María tenía ya entonces, con sus dieciséis años, un estilo de escritura que denotaba una madurez intelectual y una predisposición a colocar en el sitio justo cada palabra. Comenzaba a escribir su primera novela, ésta que ahora publica a sus veinte años, llena de vitalidad e ilusión. En ella se ofrece una escritora decidida que ha sabido estructurar y dosificar los componentes del relato con una imaginación brillante y un cúmulo de lecturas que le han suministrado las claves para transitar por los renglones de la creación literaria. Una tarea siempre difícil que María ha realizado con pericia.

“Espero que esta historia te recuerde que la esperanza es el motor de todos los corazones”, me escribe en la dedicatoria que me ha puesto en la primera página de La voz de las sombras. Ahora estudia primero de Psicología en la Universidad Autónoma de Madrid, tratando de analizar las profundidades del ser humano, comprender su conducta y ahondar en sus impulsos. De todo esto tiene ya su novela. Su protagonista, Leslie Stratford, acumula experiencias y se enfrenta a un mundo desordenado y corrupto. Tendrá que afilar su inteligencia y su capacidad de superación y firmeza para encontrar su camino.

“Nadie sabe qué precio puede alcanzar una sonrisa hasta que sus labios pierden la capacidad de esbozarla”.

LA VOZ DEL AUTOR

 

IgleA veces, el pasado es el infierno que llevamos a cuestas. A veces, los recuerdos son el fuego que nos incendia el alma. A veces, nuestro peor enemigo somos nosotros mismos.

¿Qué sucede cuando la vida te arrebata todo aquello por lo que merece la pena continuar respirando? ¿Cómo huir del ayer, si no se puede borrar la memoria? ¿De qué forma cambiar el destino una vez la desesperanza es tu única compañera de viaje? Estas preguntas recorren la mente de Leslie Stratford noche tras noche, pero el tiempo no va a devolverle a sus padres ni a su hermano, quienes hace años que desaparecieron de su lado. ¿El problema? La muerte siempre encuentra una vía para arrebatarnos a los seres humanos lo que más deseamos, al igual que sabe hallar un modo de nublarnos el corazón con viejos temores.

Esta novela realista cuenta la historia de una joven canadiense, cuya rebeldía es símbolo de sus ganas de alcanzar la libertad, que debe enfrentarse no solo a las adversidades que se han cruzado en su camino, si no también a las que aparecerán y la pondrán en peligro a ella y al resto de sus seres queridos, atrapándola en el crudo universo de la mafia, donde deberá demostrarle al mundo su inocencia para salvar a las personas que aprecia y luchar por comprender el amor que comienza a correr por sus venas… Mientras las calles de Detroit acunan sus pesadillas.